Quien busca un lector y escritor de tarjetas magnéticas puede dirigirse a KF con la seguridad de que encontrará lo que necesita, gracias a la colaboración entre nuestra empresa y Act KDE así como con Pointman, empresas asiáticas especializadas en este sector. De hecho, son marcas que producen lectores y escritores de banda magnética, tanto motorizados como manuales, destinados a varios sectores entre ellos: transportes públicos, automatización bancaria, juego, control de accesos y máquinas de emisión de billetes. Por otro lado, recurrir a las tarjetas dotadas de banda magnética ya es parte de nuestra vida diaria en muchos contextos distintos: cuando hay que pasar por los torniquetes del metro con tarjeta de transporte o cuando se saca dinero del cajero automático, cuando se desliza el badge en el trabajo o cuando se compran cigarrillos en un distribuidor automático utilizando la tarjeta NIF.
Al elegir los varios tipos de lectores y escritores para tarjetas magnéticas, KF garantiza, gracias a Act KDE y Pointman, el respeto de los más altos estándares de calidad: no es casualidad que cuente con la certificación internacional ISO 9001: 2008, EMV y muchas más, que se basa en un compromiso constante para la mejora de servicios y productos.
En el surtido de KF se encuentran soluciones de todo tipo, basadas en el deslizamiento, con escritura en una sola pasada, de una pista, de dos pistas o de todas las pistas. Además, estos lectores, cuyo cabezal dura mucho tiempo, se aprecian por su versatilidad, que hace que puedan utilizarse en contextos distintos y condiciones de temperatura y humedad mucho más allá de lo normal.